Modalidad de salto largo. Didáctica del atletismo. ¿Cómo enseñar esta técnica?

Salto largo atletismo enseñanza técnica

El Salto largo es un ejercicio físico natural y simple, que goza de gran significado práctico. El papel principal en salto largo lo desempeñan la carrera de impulso estable y rápida, la habilidad de pisar exactamente la tabla e impulsarse fuertemente, conservar el equilibrio en el vuelo y aterrizar racionalmente.

A diferencia del salto alto, los movimientos del deportista en la fase de vuelo en los saltos de longitud gozan de significado secundario puesto que no influyen en la distancia de vuelo, sino ayudando solamente a mantener el equilibrio y prepararse para el aprendizaje.

El resultado en salto largo depende, en última instancia, de aquella velocidad horizontal que se ha logrado en la carrera de impulso, y la velocidad vertical adquirida en el momento de tomar impulso.

Técnica de salto largo


pasos salto largo


El resultado de salto largo depende de la velocidad de la carrera de impulso y de la potencia de tomar el impulso. Cierto papel en ello lo desempeñan el ángulo de toma de impulso, la capacidad del saltador de mantener el equilibrio en el vuelo y llevar lo más lejos posible hacia delante los pies en el momento de aterrizaje.
La carrera de impulso da la posibilidad al deportista de adquirir la velocidad horizontal necesaria, la cual alcanza para los mejores saltadores de 10,0 a 10,5 m/s.

La longitud de la carrera de impulso se debe al nivel de preparación del atleta en carrera, su habilidad de alcanzar la velocidad máxima en un lapso determinado y se aproxima generalmente a 36-46 metros para hombres y 30 a 36 metros para mujeres.

Con el mejoramiento del nivel de entrenamiento crecen la longitud y la velocidad de la carrera de impulso. Lógicamente, para los principiantes y los niños de edad escolar la longitud de la carrera de impulso se reduce considerablemente: para los escolares menores a 16-22 metros y para los mayores a 25-35 metros.

La carrera de impulso para niñas debe ser de unos dos o tres metros menos que para los niños. La posición inicial para la carrera de impulso debe ser cómoda para concentrar la atención y lograr la estabilidad de los pasos.

Al ponerse con ambos pies en la línea de control, el saltador flexiona algo las piernas, separadas a una distancia de 10 a 15 cm e inclina el tronco hacia delante, manteniendo las manos en las rodillas o bajándolas. El movimiento comienza con la "caída” hacia delante.

Los primeros pasos se efectúan con una intensidad grande, casi máxima, lo que permite alcanzar su estabilidad y, por consiguiente, gran precisión de toda la carrera de impulso. Es posible también otra posición inicial, en la que una pierna se separa hacia atrás.


Técnica del salto largo


Existen dos variantes de la carrera de impulso: con el incremento paulatino de la velocidad, que alcanza su valor máximo para el momento de toma de impulso, y con el aumento relativamente rápido de la velocidad y su mantenimiento hasta el momento de tomar impulso, considerando la última variante más racional.

La primera parte de la carrera de impulso se parece a la carrera del velocista desde la salida baja. El tronco está inclinado hacia delante, los brazos trabajan enérgicamente. Para la mitad de la carrera de impulso el tronco se endereza y con el penúltimo paso se encuentra ya en la posición de punto vertical.

Al final de la carrera de impulso, manteniendo y a veces aumentando algo la velocidad antes alcanzada, el saltador efectúa el movimiento de manera libre y sin tensión excesiva, lo que posibilita pasar rápida y naturalmente a la toma de impulso.

Para la mayor precisión de la carrera de impulso el saltador hace una marca de control a la distancia de seis pasos de carrera desde la tabla, que debe ser tocada con la pierna de impulso El centro de gravedad del cuerpo se reduce algo en el penúltimo paso. El último paso es más corto que el anterior en 25 a 30 cm.


La toma de impulso debe efectuarse de manera más rápida posible (de 0,11 a 0,13 segundos). La pierna se pone en la tabla casi extendida y con todo el pie (el talón toca el suelo un instante antes). El ángulo entre la pierna y la pista es de 65 a 70 grados. La puesta acelerada de la pierna en la tabla contribuye a conservar la velocidad horizontal.

Luego la pierna de impulso se ílexiona en todas las articulaciones y comienza a extenderse bajo la acción de la inercia de la masa del saltador en el momento de aproximarse a la línea vertical.

Técnica del Salto Largo en Atletismo


El ángulo de flexión en la articulación de la rodilla no debe estar por encima de 140 grados. Simultáneamente con el comienzo de la extensión de la pierna de impulso, la pierna de ataque se lleva hacia delante-amba por medio de un movimiento activo desde el fémur. El brazo, homónimo a la pierna de ataque, se lleva al lado-atrás, el otro brazo hace un movimiento enérgico hacia delante-arriba v algo hacia adentro.

La extensión rápida y fuerte de la pierna de impulso y la elevación de la pierna de ataque hacia delante-arriba se acompañan con la extensión del tronco. Los hombros y el pecho suben. El ángulo de toma de impulso es de 70 a 75 grados. La velocidad vertical alcanza el valor de 3,2 a 3,5 m/s.

El vuelo comienza bajo el ángulo de 18 a 24 grados. El saltador efectúa durante el vuelo diferentes movimientos, dependiendo del estilo, con el fin de mantener el equilibrio y aterrizar de manera más conveniente.

La primera parte del vuelo (despegue) es igual en todos los estilos de salto largo. La pierna de ataque se reflexiona en el vuelo con el fémur altamente subido, va hacia delante, la pierna de impulso se queda atrás y el saltador adopta la posición del "paso amplio". Sus movimientos posteriores dependen del estilo de salto.

El estilo "agrupado" o "natural" es el más sencillo. Con este precisamente comienza la enseñanza de los saltos de longitud en los niños. Después de vuelo "en el paso" la pierna de ataque se baja algo, la pierna de impulso se lleva hacia ella, y ambas piernas se acercan al pecho. De esta manera, el saltador adopta la posición agrupado con los brazos abajo.

Para el momento del aterrizaje el deportista extiende las piernas tratando de lanzarlas lo más lejos posible hacia delante, llevando simultáneamente los brazos hacia atrás. La deficiencia de este estilo consiste en la posible rotacion hacia delante en el vuelo, lo que hace disminuir sustancialmente la distancia de salto.


Salto largo atletismo pasos gesto técnico agrupado


El estilo en suspensión" es más eficaz, ya que permite evitar la rotación y facilitar el aterrizaje. Después del despegue la pierna de ataque se baja y se lleva hacia atrás junto con la de impulso. La pelvis se adelanta, los brazos efectúan un movimiento arqueado hacia adelante-abajo-atrás y por los lados hacia arriba. El deportista extiende el tronco y lleva los hombros un poco hacia atrás. Luego toma la posición inicial antes del aterrizaje.

Salto largo atletismo paso gesto técnico susénsión


El estilo de "tijeras" o “correr en el aire” se diferencia algo del anterior, puesto que el saltador no adopta alguna posición fija en el vuelo, sino que efectúa los movimientos casi iguales a los de la carrera de impulso.

En cierto sentido, sigue "corriendo por el aire". Después del despegue la pierna de ataque se baja y se lleva hacia atrás y la de impulso se lleva hacia delante (primer paso). El descenso de la pierna de ataque se acompaña con la puesta de la pelvis hacia delante.

Luego, es la pierna de impulso la que se lleva hacia atrás y la de ataque hacia delante. En este proceso las piernas se quedan flexionadas en las articulaciones de la rodilla, los brazos se mueven al ritmo de los movimientos de las piernas.

Al prepararse para el aterrizaje, el saltador une las piernas, las lleva hacia el pecho y luego las lanza hacia delante. De este modo, el estilo de tijera presupone que el saltador, efectuando casi los mismos movimientos que en la carrera, hace 2,5 o 3,5 pasos en el vuelo (lo que depende de la longitud del salto).

Salto largo atletismo pasos gesto técnico tijeras


El aterrizaje puede influir considerablemente en el resultado del salto, por lo tanto hace falta dedicar mucha atención a éste desde las etapas iniciales de la enseñanza.

El aterrizaje se efectúa de manera igual en todos los estilos de salto largo. Las piernas flexionadas suben de tal manera, que los talones estén un poco por debajo del nivel de la pelvis, y se lanzan hacia delante.

El aterrizaje culmina con la flexión de las piernas y la salida hacia delante o la caída al lado. En el momento de lanzar las piernas hacia delante el saltador puede encontrarse en la posición agrupado con inclinación considerable del tronco hacia delante o en la posición de sentado, lo que será más racional.


Enseñanza de la técnica de salto largo


Enseñanza de la técnica de salto largo atletismo


Al familiarizar a los educandos con la técnica del salto, es preciso centrar la atención especial en la necesidad de elaborar una carrera de impulso estandarizada y la habilidad de combinarla con la toma de impulso fuerte y rápida.

Al conocer la técnica del salto será útil controlar la habilidad de los alumnos de saltar con impulso, basándose en la idea que tiene sobre el salto y la experiencia adquirida.

El salto se efectúa con carrera de impulso disminuida. A continuación se presenta la secuencia apropiada para la enseñanza de la técnica de la modalidad atlética de Salto Largo:

1. IMPULSO.

En la enseñanza del impulso se aprovechan los ejercicios de simulación: toma de impulso parado, llevando la pelvis hacia delante y elevando la pierna de ataque; toma de impulso en combinación con los movimientos de brazos; toma de impulso con un paso previo, toma de impulso con 1 a 3 pasos de carrera con el salto a la espaldera u otro aparato gimnástico, apoyándose en la pierna de ataque.

Es preciso observar que al final de la toma de impulso la pierna de impulso se extiende completamente en las articulaciones de la rodilla y el tobillo, la pierna de ataque se lanza enérgicamente hacia delante-arriba y todos los movimientos se realizan de manera libre. La pierna de impulso se pone más cerca de la proyección del centro de gravedad del cuerpo en todo el pie o rodando del talón a la punta.

2. COMBINACIÓN DE LA CARRERA CON EL IMPULSO.

Los medios para cumplir ésta tarea son: los saltos “en el paso" aterrizando en la pierna de ataque y realizando posteriormente la carrera de impulso de dos a tres pasos; hacer lo mismo, pero en series, impulsándose en cada tercero o quinto paso; saltos con la carrera de impulso corta saltando una o dos vallas; saltos hacia los aparatos gimnásticos con carrera de impulso corta.

Al comenzar a saltar en dos o tres pasos es preciso aumentar paulatinamente la longitud de la carrera de impulso hasta 8 a 10 pasos de carrera y observar que la toma de impulso será completa y enérgica, y el último paso sea algo más corto que el anterior.

3. ATERRIZAJE. El aterrizaje se aprende comenzando con los saltos sin carrera de impulso (parado). En este caso es preciso lanzar lo más lejos posible las piernas hacia delante. Luego el aterrizaje se efectúa después del salto “en el paso", así como en el estilo natural.

Para lanzar mejor las piernas hacia delante se puede hacer una marca bien visible o poner en este lugar una cuerda o cinta, planteando ante los educandos la siguiente tarea: aterrizando hacer que las piernas atraviesen la seña.

Movimientos en la Fase de Vuelo.


Estilo agrupado. Si los alumnos han aprendido el impulso y el vuelo en el paso amplio, no será nada difícil para ellos aprender el estilo agrupado. Se necesita mostrarles cómo se efectúa el agrupamiento después del despegue "en el paso". Luego los saltos se efectúan aumentando gradualmente la carrera de impulso hasta 10 a 12 pasos de carrera.

El estilo en suspensión es más complejo. Aquí se recomienda aplicar los siguientes ejercicios: saltos con varios pasos de carrera de impulso “en el paso”, bajando la pierna de ataque, aterrizando en ella y corriendo hacia delante, y los saltos “en el paso", bajando la pierna de ataque y llevando ambas piernas hacia atrás;

Hacer lo mismo, pero en combinación con el movimiento de los brazos hacia arriba y a los lados o hacia abajo-atrás-arriba; saltos en general aprovechando el trampolín para alargar el vuelo; saltos, aumentando paulatinamente la longitud de la carrera de impulso hasta 10 a 12 pasos; imitación de los movimientos con piernas en suspensión en los anillos gimnásticos o barra fija (vigilar que en el momento de bajar la pierna de ataque la pelvis se lleve hacia delante y los hombros se inclinen algo hacia atrás).

Estilo de tijeras. Para aprender este estilo de vuelo se aplican los siguientes medios: saltos “en el paso" aterrizando en la pierna de ataque y corriendo posteriormente hacia delante; saltos “en el paso" efectuando el cambio de las piernas en el vuelo y aterrizando en la posición del paso (la pierna de impulso se queda adelante);

Saltos “en el paso” aterrizando del suelo blando en la posición del paso; hacer lo mismo, pero aterrizando en la pierna de impulso; hacer lo mismo, pero al cambiar las piernas, unirlas y aterrizar en ambas piernas; limitar el cambio de las piernas en suspensión en los anillos o la barra fija; saltos de tijeras desde el trampolín y con impulso, aumentando paulatinamente su longitud.

Se requiere centrar la atención en que los movimientos en el vuelo no se efectúen con la pierna, sino desde el fémur, con el movimiento amplio, tal como en la carrera.

Salto en general. Cómo establecer la longitud de la carrera de impulso completa.

Al aprender el salto largo en general se realizan los siguientes ejercicios: realizar varias veces la carrera de impulso completa; saltar con carrera de impulso corta, media y completa en el estilo seleccionado; saltar en general, centrando atención en los últimos pasos y la toma de impulso más rápido posible con la reducción mínima de la velocidad horizontal adquirida durante la carrera de impulso.

Hace falta enseñar a los deportistas que pisen exactamente el lugar de toma de impulso, realicen la carrera de impulso siempre de una manera rítmica, no reduzcan o alarguen los pasos para impulsarse desde la tabla.


Se puede establecer la longitud de la carrera de impulso completa, midiendo según las huellas dejaas en la pista, la longitud de 18 a 21 pasos de carrera o corriendo desde la tabla por la pista e imitando la toma de impulso hacia arriba en los pasos 18 o 21.

La marca dejada en esto pasos será la de referencia para comenzar la carrera de impulso; se establece respectivamente la marca de referencia para los últimos seis pasos de la carrera de impulso. Las correcciones con respecto a la carrera de impulso están ligadas al nivel de entrenamiento, condiciones climáticas, suelo, etc.

En lo que se refiere a la escuela, el estudio de los elementos característicos para la técnica del salto largo ha de comenzarse ya en el primer o segundo grado. Es necesario enseñar a los niños que salten correctamente pequeños obstáculos horizontales, se impulsen desde el lugar señalado con una u otra pierna y aterricen en dos piernas. Las prácticas de los saltos se llevan a cabo tanto al interior como en el terreno, en forma preferiblemente de juego.

Del quinto a! octavo grado, los niños asimilan los elementos básicos de la técnica del salto largo, los últimos pasos de la carrera de impulso en combinación con el impulso, el vuelo y el aterrizaje racional.

Los alumnos de los grados mayores pueden familiarizarse con estilos más eficaces de vuelo, en primer término, con el estilo de tijeras. En todas las etapas de enseñanza es preciso dedicar más tiempo a todo tipo de ejercicios de imitación y auxiliares.

Están condenados al fracaso los intentos de enseñar los saltos en corto tiempo, aprovechando antes que nada los propios saltos únicamente. Al realizar los ejercicios de imitación hace falta usar de una manera más amplia el conjunto existente de las instalaciones y aparatos: bancos gimnásticos, espalderas, aparatos para saltos en potro, anillos, barra fija.

La garantía del éxito en el salto largo se debe a la capacidad de mantener la longitud constante del paso, o sea, realizar la carrera de impulso de manera estandarizada.

Aquí se pueden aprovechar las carreras por el carril de toma de impulso, la carrera por las marcas, la carrera saltando vallas de altura baja, etc. Es sumamente importante fortalecer en los niños el aparato locomotor, proponiéndoles que hagan los ejercicios físicos al fomento de la fuerza explosiva de las piernas.

Tomado y adaptado de:

Makarov A.N. Atletismo. Moscú, Ed. Prosveshenie.

Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Juegos y ejercicios para enseñar la técnica de lanzamiento de disco en el atletismo

Juegos y ejercicios para enseñar la técnica de salto alto en atletismo

Historia de la Educación física, la cultura física, el fisicoculturismo y el deporte

Historia del Voleibol incluyendo equipos ganadores de los campeonatos mundiales